Cartas a Samuel, de Daniel Gottlieb (2008):

Luz brillante, agua tranquila: (…) He descubierto que mi mente es fluida, mutable y juguetona, frecuentemente represento auténticas comedias. Sin embargo, aún tengo que averiguar si me río porque mi mente no me toma en serio o porque soy yo quien no la toma en serio a ella. Sea cual fuera la interacción que vayamos a tener mi mente y yo, espero que sigamos siendo amigos…¡aunque seguramente esa amistad también será transitoria y variable!


Cómo sanar las heridas: (…) Cuando estoy sumido en un túnel oscuro, deseo estar con personas que me quieran lo suficiente para sentarse a mí lado en la oscuridad, y no afuera diciéndome cómo salir.

Anuncios