La voz dormida, de Dulce Chacón (2011):Las ciudades tienen su propia historia. Pero tienen también  su historia ajena, pequeña y personal, una y múltiple, la historia que escriben los que la llevan en un rincón de la memoria“.