Como no podría ser de otra manera, también desde aquí me decidí a lanzar una sección de libros electrónicos, que incorpora los e-books que han entrado en mi lector digital a lo largo del mes anterior y facilita además la divulgación de los escritores noveles que dan cita cada día en el grupo Reseñas de Facebook. Asimismo, en enero han emergido en la pequeña pantalla, que me acompaña a todas partes, una serie de novelas originalmente escritas en castellano.


La primera ha sido La arena del reloj, de Mayte Esteban, debido a la estupenda crítica que he leído en el blog Libros, exposiciones y excursiones. Cuenta la sinopsis que “Juan José Esteban siempre ha querido reflexionar sobre lo que ha vivido, pero lo deja para después, hasta que una enfermedad terminal le hace enfrentarse con los recuerdos de toda una vida”. Más tarde, se juntaron al club: Obsesión, de Antonio Lagares, objeto de la iniciativa ¡Un mes, un libro! promocionada por El Universo de los Libros; y El eterno olvido, de Enrique Osuna, con motivo de la lectura conjunta organizado por Laky, del blog Libros que hay que leer. Mi opinión sobre esta última se publicará a lo largo de esta semana, aunque os puedo adelantar que es una novela bastante entretenida. Por iniciativa de Raquel Antúnez y Cristian Perfumo, me han llegado también los ejemplares de Las tarántulas venenosas no siempre devoran a los dioses griegos, y El secreto sumergido respectivamente. Asimismo, aprovecho esta ocasión para agradecer más una vez a ambos su amabilidad e interés en el blog.


Cabe aún destacar que he ganado en un sorteo Las risas tras los edificios bonitos, de Isaac Belmar. Además, el autor ha tenido la amabilidad de adjuntar otro libro que acaba de publicar en Amazon, titulado El cuervo, y que recoge los cuentos y relatos, principalmente enmarcados dentro del suspense, el misterio y el género negro, que publicó entre 2007 y 2010.


Por fin, me hice con Doctor Pasavento, de Enrique Vila-Matas, motivada por la propuesta del grupo Café Literario en Facebook, cuya lectura empezó ayer. Me resulta extremamente interesante descubrir a un autor español que recientemente ha protagonizado un curioso reportaje en el diario El País sobre escritores de culto, titulado “Un secreto de dioses“.

Anuncios