2011 | 384 pp. | Salamandra  | Puhsistus | 9788498383522

 

¿Por qué Purga? Si, en un principio, el triunfo de la internacionalización de la literatura escandinava fue particularmente impulsado por las novelas policíacas y de misterio, en los últimos años se ha asistido a una diversificación de la oferta (y la demanda). Buena prueba de ello son el rotundo éxito de ventas que ha alcanzado “El abuelo que saltó por la ventana y se largó“, del autor sueco Jonas Jonasson, o la buena acogida que ha tenido el libro ilustrado de la danesa Isak Dinesen (seudónimo de Karen Blixen), “El Festín de Babette“. No obstante, pese a la expectación que se generó ante la noticia de su publicación, la obra que traigo hoy aquí ha sido objeto de una difusión más modesta (o eso me parece a mí).


“¡Paciencia! Necesitaba calma para mantener la mano firme.”


Impresiones: Nacida originalmente como una obra de teatro, “Purga“, de la autora finlandesa Sofi Oksanen, reconstruye la vida de dos mujeres, de distintas generaciones, que intentan sobrevivir en un mundo de hombres y cuyos destinos se cruzan en un pequeño pueblo en el oeste de Estonia en 1992. Por un lado, tenemos a Aliide Truu, una solitaria, amarga y terca campesina, que vive anclada en el pasado, y, por otro, Zara, una joven rusa víctima de las redes de trata de personas con fines de explotación sexual, que intenta esconderse del presente a toda costa. Sin embargo, el encuentro entre ambas además de no ser obra del destino, ofrece una excusa casi perfecta para repasar la historia de este país báltico, condicionada por los caprichos expansionistas de Adolf Hitler y la fuerza del gigante soviético durante la Guerra Fría.


El relato que, se extiende desde el año de 1936 hasta los años noventa del pasado siglo, está estructurado en cinco partes y repleto de anacronías temporales. Así lo que, en un primer momento, parece ser apenas otro retrato ficticio sobre una de las formas de trata más documentada se revela una potente historia sobre la precariedad de ciertos lazos familiares, la censura y represión autoritaria, los flujos migratorios en la región, la soledad, entre otros. Pero, lo más interesante es que la autora no recurre a anotaciones enciclopédicas o referencias históricas para abordar dichas temáticas, sino que todo llega al lector a través de la historia personal y los ojos de cada una de sus protagonistas. Desde mi punto de vista, esto constituye una de las principales virtudes del libro, porque además de conferir agilidad y celeridad a la lectura, pone en evidencia la admirable habilidad de la autora para profundizar en la caracterización de los seres que vagan por estas páginas. Y, lo digo así porque, pese a que pueda llegar a ser odiada por algunos, la fuerza de novela depende, en mi opinión, estrictamente del carácter de Aliide Truu, de su valentía y frialdad. Sea como fuere, es indiscutible que esto contrasta fuertemente con el frágil e “inocente” perfil de Zara, que puede generar compasión o, por el contrario, resultar más previsible a la medida en que se avanza en la lectura, puesto que la realidad que pretende denunciar ha conocido una visibilidad mediática sin precedentes en los últimos años y, no pocas veces, ha sido objeto de un cierto tipo de instrumentalización por parte del periodismo de investigación.


Por todo lo expuesto anteriormente, se puede deducir que quienes se decidan a leer esta novela, se verán atrapados en una telaraña de mentiras, verdades a medias, traiciones y secretos familiares, que va a exigir una concentración moderada y un cierto distanciamiento emocional si lo que se pretende es obtener respuestas para las numerosas cuestiones que flotan en el aire.


Dicho todo lo cual, se torna evidente que “Purga” es mucho más que una novela de puro entretenimiento; es una amena visita guiada por la historia de la Europa del Este (aunque algunos han clasificado su contenido de aliento nacionalista); un claro ejemplo de cómo el tiempo ni siempre cura las heridas del pasado; y, quizás, una lección sobre como la vida al final le da a uno una segunda oportunidad. No obstante, en mi opinión, tiene también la desventaja de dejar alguno que otro cabo suelto.


De todos modos, mi recomendación es que si os gustan las historias bien escritas en que las mujeres son las protagonistas y que pueden llegar a incomodar como el zumbido de una mosca, esta lectura no os defraudará.

 

Sofi Oksanen (Jyväskylä, Finlandia, 1977), antes de dedicarse a la escritura, estudió dramaturgia en la Academia de Teatro de Helsinki. Si sus dos primeras novelas, Las vacas de Stalin, aparecida en 2003 y publicada en español en 2008, y Baby Jane, de 2005, catapultaron a la joven Oksanen a la élite de los nuevos narradores finlandeses, Purga la ha establecido en el panorama internacional como uno de los más interesantes y leídos nuevos escritores contemporáneos. En una primera versión, Purga fue una obra de teatro, representada con gran éxito en el Teatro Nacional de Helsinki en 2007.

 

Conclusión: Una interesante y educativa visita guiada por el conturbado pasado de Estonia

Anuncios