2011 (2ª Ed.) | 416 pp. Libros del AsteroideA Happy Marriage | 9788492663378

 

(…) pronto sólo quedaría la soledad del monólogo.


Impresiones: Un matrimonio feliz“, la novena obra del escritor americano Rafael Yglesias, es una emotiva y dolorosa historia de amor, de lucha contra una enfermedad terminal y de reconciliación con la vida y el destino de los hombres. Un texto salpicado de coincidencias biográficas que ofrece una panorámica desprovista de artificios sobre el matrimonio, la aceptación sumisa del envejecimiento y la muerte, y las distintas reacciones en forma y en fondo ante un trágico acontecimiento.


Con una pluma que destila sinceridad, Yglesias presenta en estas páginas las vivencias conyugales de una pareja neoyorquina de clase media alta desde su primer encuentro a finales de la década de los setenta hasta su último adiós. Él, Enrique Sabas, es un escritor prodigio solitario, sin experiencia en la vida, que abandona tempranamente el instituto para dedicarse a la literatura; ella, Margaret Cohen, diseñadora gráfica, es una mujer joven, inteligente, optimista, controladora y segura de si misma. Sin embargo, casi tres décadas después, cuando Margaret es diagnosticada de cáncer de vejiga, Enrique asume parcialmente las riendas de la relación con una serenidad digna de admiración, y se convierte en el bastón emocional de familiares y amigos (Ella iba a morir y él no; en la guerra no declarada del matrimonio era una vitoria atroz). En todo caso, entre el primer y el último capítulo (y de forma intercalada), el lector es participe de cada una de las etapas por las que pasó su relación: el enamoramiento, el desarrollo de sus carreras profesionales, el nacimiento de los hijos, los altibajos fruto de la convivencia y la cotidianidad, el trato con sus familiares, y la evolución del estado clínico de Margaret.


Dicho todo esto podría pensarse que “Un matrimonio feliz” es una novela igual a tantas otras y, sin embargo, no es así. Además de la impecable estructura y la apuesta clara del autor por descripciones minuciosas, la cercanía, la sencillez y la seriedad de su prosa consiguen envolver el lector sin que éste apenas se de cuenta. Lejos de caer en sentimentalismos, Yglesias consigue educar, maravillar y, a la vez, entristecer el lector, dejando sus emociones a flor de piel. En este sentido, quizá no sea de extrañar que el lector se entregue a su lectura con la vana fantasía de descubrir que la realidad no siempre supera la ficción y todavía es posible llegar a un final feliz.


En definitiva, ésta es, en mi opinión, una historia brutalmente honesta que merece la pena ser leída y que, desde luego, recomiendo encarecidamente a todos aquellos que hayan disfrutado (o no), por ejemplo, de “El olvido que seremos“, de Héctor Abad Faciolince, o de “Bajo la misma estrella (2012), de John Green. Como apunta correctamente Jordi Via en su blog, «aunque “Un matrimonio feliz” no es un libro de auto ayuda – pero lo podría ser y de los de verdad-, es un libro que te puede enseñar a ser más fuerte ante la adversidad, a disfrutar del momento, a saber perdonar y a entender a los demás».

 

Rafael Yglesias (Manhattan, 1954), novelista y guionista norteamericano, dejó el instituto para terminar su primera novela, que publicó con diecisiete años. Tres años más tarde y tras haber publicado tres novelas, abandonó una prometedora carrera literaria para dedicarse a escribir guiones cinematográficos, algunos de los cuales serían dirigidos por Peter Weir, Roman Polanski, Billie August y Walter Salles, entre otros. Retomaría su carrera literaria a mediados de los ochenta, alternándola con su trabajo de guionista. “Un matrimonio feliz” (2009) fue galardonado con el Premio Los Angeles Times a la mejor novela.

 

Conclusión: Una novela feliz, es decir, bien ejecutada, convincente y sin fecha de caducidad