2013 | 88 pp. | RBA | Address Unknown | 9788498671803

 

“Tirar la desesperación por la borda nos conduce con frecuencia a tomar rumbos descabellados.”


Impresiones: Redescubierto en el blog Cazando Estrellas, “Paradero desconocido” es un brevísimo texto de ficción, en formato epistolar, que ofrece una mirada poco convencional sobre las cicatrices de uno de los más importantes conflictos armados del siglo XX, la Segunda Guerra Mundial. En tan sólo diecinueve cartas, firmadas por dos viejos y buenos amigos, propietarios de una galería de arte en San Francisco, California, Kathrine Kressmann Taylor retrata, con precisión y mucho ingenio, las imprevisibles, trágicas y duraderas consecuencias de los virajes ideológicos en las sociedades contemporáneas.


La correspondencia se inicia cuando, en 1932, el alemán Martin Schulse regresa con su familia a la madre patria, dejando la administración de la galería a cargo de su amigo judío Max Eisenstein. Pero lo que comienza con un efusivo brindis por la nueva era de libertad política en Alemania rápidamente se convierte en un mar de preguntas que persiguen aclarar las historias contradictorias sobre el nuevo líder que llegan gota a gota al otro lado del océano. Por ejemplo, en una carta del 18 de mayo de 1933, Max le pregunta a Martín, con cierta desconfianza, “¿quién es ese tal Adolf Hitler, que parece estar haciéndose con el poder en Alemania?”, y su respuesta es clara y contundente: “El hombre es una especie de electrochoque, como sólo puede ser un gran orador y un fanático”. “Una espalda en alto” que pone en marcha un eficiente programa de adoctrinamiento, capaz de transformar un americano liberal de espíritu puro en un acérrimo nazi. Y, como no podría ser de otra manera, tras este intercambio de impresiones, la amistad de toda una vida empieza a disolverse por la frialdad de los mensajes, la pérdida de confianza y la traición, degenerándose en un odio creciente y un feroz deseo de venganza.


De acuerdo con la nota final que acompaña el texto, “Paradero desconocido” fue publicado por primera vez en 1938 en la revista Story y, luego, editado en Reino Unido en forma de libro. Sin embargo, el relato no se dio a conocer en el continente europeo hasta sesenta años después, cuando en 1995 Story Press procedió a su reedición para celebrar el cincuenta aniversario de la liberación de los campos de concentración.


Dicho todo esto, por mi parte ya sólo me queda recomendar su lectura, porque, para bien o para mal, Paradero desconocido” sirve para recordar lo que todavía une las generaciones más jóvenes a esas “viejas historias” cuidadosamente archivadas en enciclopedias y libros de texto.

 

Kathrine Kressmann Taylor (Oregon, 1908 – 1966) ganó su primer premio de literatura a los once años. Después de graduarse en licenciatura inglesa y periodismo por la Universidad de Oregón, la autora trabajó como copiadora publicitaria en San Francisco. Cuando “Paradero desconocido” se publicó por primera vez en EE.UU., causó una sensación inmediata. Pero, tras la guerra, la atención del público decayó y el texto cayó en el olvido. La autora falleció al año siguiente a la reedición de la obra, en julio de 1996, en su 93 aniversario.

 

Conclusión:  Una propuesta perfecta para acompañar el desayuno o la merienda de uno de esos sábado de sol