Entradas etiquetadas como “25 españoles

«El asesino hipocondríaco», de Juan Jacinto Muñoz Rengel [Lectura conjunta]

Publicado el mayo 25, 2012

2012 | 224 pp. | Plaza & Janes Editores | 9788401352256   ¿Por qué El asesino hipocondríaco? Supongo que, a estas alturas, es muy improbable que todavía no hayáis oído hablar de la primera novela del escritor malagueño Juan Jacinto Muñoz Rengel, «El asesino hipocondríaco«, finalista del premio Clarin. Su irreverente portada difícilmente pasa desapercibida en la sección de novela negra de cualquier librería, y su inusual título funciona como una eficaz tarjeta de visita para lectores ávidos de nuevas experiencias. Asimismo, y como también yo estaba deseando saciar mi curiosidad, he decidido embarcarme en su lectura, tras una propuesta lanzada desde el blog Espiral de Letras a finales del mes de abril.  «(…), que apuro mis últimos instantes de agonía, y después de haber…

«Amarillo» de Félix Romeo

Publicado el mayo 15, 2012

2008 | 155 pp. | Plot Ediciones | 9788486702847   ¿Por qué Amarillo? Una recomendación de @LilVia, en la cual me sumergí con los ojos vendados. «Tengo veinticuatro años y soy un anciano que agoniza, que se atraganta con su propia saliva, (…) que se tropieza con sus pies, que busca la salida última, que te tiene pánico a su propio nombre.» (relato «Abrazando recuerdos«, de Chusé Izuel) Impresiones: En una de sus últimas cartas, Chusé Izuel (1968-1992) afirmaba tener la sensación de que siempre era tarde para todo. Tarde para «pasear por la ribera del ebro y ver agua y cielo y la ribera que no termina y escuchar el cierzo y aspirar profundamente y comenzar a temblar (…) y recordar y maldecir y…

«Las tarántulas venenosas no siempre devoran a los dioses griegos» de Rachel Antúnez

Publicado el abril 13, 2012

2011 | 102 pp. | Autopublicado | 9781446710562   ¿Por qué Las tarántulas venenosas no siempre devoran a los dioses griegos? Esta novela es la protagonista de la tercera edición de la iniciativa ¡Un mes, un libro!, organizada por el blog El universo de los libros. Por ello, y como la autora me la había enviado amablemente por correo a principios de año, me pareció que tenía por delante la escusa perfecta para aventurarme de una vez con su lectura.  «¿Acaso no sabía aquella página web que ese muchacho había destrozado mi coranzoncito recién salido del Instituto?« Impresiones: Hace unos meses con motivo de la lectura de «Las ranas también se enamoran«, de Megan Maxwell, os confesaba que no suelo leer nada de este género…