2010 | 152 pp. | Anagrama | Agosto, octubre | 9788433972163   «Había algo extraño en los veranos, una especie de tendencia a quedar compartimentados, distribuidos en ocupaciones idénticas, como una rutina de descanso en la que se inyectaba de vez en cuando planes nuevos y extravagantes.» Impresiones: En enero descubrí «Agosto, octubre«, la penúltima novela corta del escritor madrileño Andrés Barba gracias a Iago Fernández. En febrero me sumergí en su lectura. Y, en marzo, escribí estas palabras para honrar ese compromiso de dar a conocer una pluma promisoria y sonora que, además de no tardar en impresionar, consigue que el lector sienta, página tras página, esa extraña e incomoda sensación de culpabilidad derivada de la apropiación de la intimidad ajena. La historia,…