Dentro del escaparate de libros de escritores noveles españoles, hoy presento a “Nivaria” (2011) de Óscar R. Arteaga, natural de la localidad gaditana de La Línea de la Concepción. Actualmente en plena promoción de su primera novela, Offuscatio – Livros y más libros ha aprovechado la ocasión para saber un poco más de la misma y conocerle mejor. Pero, antes que nada, me gustaría agradecerle por compartir su tiempo y conceder esta entrevista, y desearte lo mejor en tu carrera literaria.


– Para empezar, sería interesante conocerte un poco mejor. ¿Quién es Óscar R. Arteaga?

Pues básicamente Óscar R. Arteaga es un tipo normal cuyo único objetivo en la vida es tratar de pasar por ella de la mejor manera posible, tratando de transmitir a través de la escritura todo lo que guarda en su interior. Aunque nací en Cádiz, las circunstancias me hicieron viajar, una constante que retomé ya de adulto por cuestiones profesionales dándome así la oportunidad de enriquecer mi bagaje personal con experiencias, lugares, personas, en definitiva, una serie de vivencias que hacen que sea quien soy ahora. 


– ¿De dónde sale la idea de “Nivaria”?

Surge de un momento en el que necesitaba volcarme por completo en la escritura. Mi vida siempre ha estado marcada por los libros: he sido un asiduo lector desde muy pequeño y gozaba con la escritura, cualquier tipo de escrito servía, no obstante las obligaciones lógicas que vas adquiriendo al crecer me hicieron de alguna manera dejar en un segundo plano esta vocación. Por supuesto nunca dejé de escribir, pero quizás no con la intensidad que me hubiese gustado. Fue una de esas noches de tantas en las que, sentado frente al ordenador, alguien quiso acercarse de manera imaginaria a contarme su historia. En un principio se planteaba como un texto breve, uno de otros tantos posts que colgaba en mi blog personal, sin embargo poco a poco y día tras día iba más allá, avanzando por la vida de una mujer de la que no podía desligarme de cualquier forma,… debía terminar de narrar lo que Mara quería contarme, y así es como nació “Nivaria“.


– ¿Existe alguna coincidencia entre la caracterización y vida del personaje y la propia biografía de Óscar Arteaga? 

Es obvio que cualquier persona que escribe este tipo de novelas deja parte de su propia biografía en ella, pero también es verdad que en este caso ninguno de los personajes o situaciones narradas son el resultado de algo que me haya ocurrido a mí tal como lo cuento. Se podría decir que he colocado todas mis vivencias personales, los lugares que he visitado y las personas que he conocido en una enorme batidora para así obtener lo que encontraréis entre sus páginas. En ningún momento un personaje concreto o una escena determinada son fiel reflejo de la realidad sino más bien un compendio de todo.


– El peso de la acción lo lleva una mujer, Mara Saldaña Pinto. Llama la atención, sobre todo, el hecho de que sea un hombre a escribir sobre una mujer. ¿Por qué esta elección?

Precisamente porque se pretendía llamar la atención del lector y porque  como escritor suponía un verdadero reto afrontar un personaje que ya por pura naturaleza era diametralmente opuesto a mí. Me parecía interesante ver si era capaz de fusionarme con la psicología femenina hasta el punto de transmitir sentimientos, de expresar y de comunicarme con lo haría cualquier mujer pero siendo un hombre. Y por los resultados creo que tampoco ha ido muy mal. Ha sido enriquecedor ponerme en la piel de una mujer, la protagonista, y sin duda me ayudará para futuros proyectos a la hora de  plantear a otro tipo de personajes.


– La acción también transcurre, además de distintas ciudades españolas, en Lisboa. ¿Por qué esta ciudad?

Dicen que Lisboa no existen términos medios: te enamoras de ella, o por el contrario la detestas,…en mi caso sucedió lo primero, fue una ciudad que me pareció tan mágica y especial que debía hacerle un hueco en una historia como la de Mara. Entre otras cosas porque Lisboa destila poesía, romanticismo, sentimiento, siendo así el escenario perfecto para “Nivaria” junto a otros lugares como Tenerife, Palencia o Marruecos donde se desarrolla.


– En pocas palabras, ¿cómo intentarías convencer a un lector para que lea “Nivaria”?

Más que intentar convencer, le explicaría que en “Nivaria” encontrará todo aquello que cualquier persona como tú o como yo puede llegar a sentir pues no deja de pasearse por aspectos tan mundanos y cotidianos como son el amor, el desamor, la pasión, la amistad, los miedos, la tristeza, la desesperación, la alegría, la esperanza, el odio, la lealtad,la admiración,etc. Creo que lo que hace especial esta novela es que no trata de ser nada demasiado ornamentado ni rebuscado, sino que más bien se trata de un libro diferente, fresco, contado con la cercanía de alguien que vive en el mundo sin mayor pretensión que la de despertar algún tipo de reacción en la persona que sin prejuicios se sumerge entre sus páginas dispuesta a dejarse abrazar por momentos realmente especiales. Es una novela muy fácil de leer y que al terminarla deja un agradable regusto  que hace palpitar el corazón y el alma haciéndote consciente de que estás vivo.


– ¿Cómo ha sido tu experiencia personal a la hora de publicar y, en general, en el mundo literario y editorial?

En mi caso he tratado de ser lo más realista y consecuente posible en base a lo poco que sabía de este mundo una vez que decidí publicar pues en un principio no entraba dentro de mis planes. Sin duda traté de presentar un primer borrador a editoriales fuertes, sin embargo a la segunda respuesta negativa entendí que ese no era el camino a menos que fuese un consagrado escritor o un personaje público con la suficiente relevancia mediática. Por ello, aposté por una editorial pequeña y con experiencia en el sector para dejarme asesora y guiar, algo de lo que no me arrepiento pues en la Editorial Círculo Rojo he encontrado ese respaldo y primer empuje que necesitaba. Y no sólo de mano de Alberto Cerezuela o Antonio Muñoz, también de otros escritores como Cristina Caviedes o Andrés Ruiz. Resumiendo, y de momento, está siendo una buena experiencia.


– Por lo que he leído, creo que ya te han llegado varias impresiones sobre el libro. ¿Hay alguna en particular que nos quieras relatar? ¿Algún episodio divertido que valga la pena recordar?

Así es, y la verdad es que no podría estar más feliz. Me parece muy curioso cuando dicen que les ha encantado cómo soy capaz de ponerme en la piel de una mujer (algo que comentábamos antes) y sobre todo me llama la atención el hecho de que se aprecie la riqueza de detalles, la sensibilidad y la capacidad para que el lector se sienta identificado con algún personaje o alguna de las situaciones tan intensamente. La lectura general es que gusta, y eso para mí es un regalo.


– ¿Cuáles fueron los principales desafíos a que te enfrentaste durante el proceso de escritura del libro?

Uno de mis mayores “miedos” al escribir es hacerlo de forma que no se pierda fuerza a lo largo del manuscrito y que el interés del lector se mantenga constante desde principio a fin. Creo que esto lo logré en “Nivaria” planteando un desarrollo en forma de embudo alternando dos pasados más o menos recientes los cuales convergen en un presente y por tanto desenlace. También me preocupa mucho el lograr la perfecta sincronización y engarce entre los diferentes personajes y escenarios tratando de que cada uno tenga su propia autonomía o peso argumental, algo que por los comentarios que me llegan también se ha conseguido.


– Y, desde otra óptica, ¿qué ha sido lo más gratificante?

Seré muy breve y conciso: cumplir un sueño. Es lo mejor que me ha podido pasar. 


– ¿Cuáles son tus costumbres de escritura?

Suelo escribir de noche pues el mundo se percibe de otra manera y las musas suelen estar más receptivas. Siempre con un café bien caliente que poco a poco se va enfriando con lo cual tengo que ir repetidas veces al microondas para volverlo a calentar, convirtiéndose ya en una costumbre. Dispongo de mi propio despacho donde escribo, y aunque lo intento, no soy capaz ya de escribir en otro lugar que no sea mi “sancta sanctorum” particular.


– ¿Qué estás leyendo en este momento? ¿Cuáles son los autores de los cuáles nunca te separas?

Ahora mismo acabo de terminar de leer “La Mecánica del Corazón” de Mathas Malzieu y tengo entre manos “La Voz Dormida” de Dulce Chacón. En general, me gusta leer de todo y acercarme a todos los autores que me parecen interesantes o me transmiten algo, de todas formas soy un fan incondicional de Don Antonio Gala así como disfruto con Terenci Moix, Rosa Montero, Laura Esquivel, Naguib Mahfuz, etc.


– Para finalizar, ¿tienes algún nuevo proyecto en marcha?

Sí, claro, pero lamentablemente tampoco os podría contar mucho por razones obvias, jeje. Si que puedo adelantar que en esta ocasión el protagonista será un hombre y se desarrollará entre las ciudades de Madrid y París, siendo un manuscrito diferente a “Nivaria“, pero que no deja de tener mi sello personal por decirlo así, es decir, mi forma de escribir.

 

Por último, cabe destacar que el autor, correspondiendo a la atención e interés que ha despertado entre los blogs literarios y culturales en Internet tanto su novela como él mismo, organizó un sorteo internacional en la página de “Nivaria. Así, hasta el 30 de noviembre, todos los interesados en obtener un ejemplar dedicado de “Nivaria” solo tienen que colocar en el blog un banner con la imagen de la portada de “Nivaria” invitando a los seguidores a conocerla y hacer una pequeña entrada en que se mencione la novela. Más información al respecto disponible aquí.

Anuncios